Subestimas mi inocencia

Subestimas mi inocencia,
olvidas que puedo emerger
crepitante
sigilosa
audaz
que puedo ser gélida nata
que en vertical corta

¡ah!,
yo también sé herir
no quieras hacer de tu sangre
metáfora única
pues no es mi estilo ha herida
pero mi orgullo…
querido,
mi orgullo
rebosó el podium
escupiendo puñales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *