Haz las paces contigo misma

Haz las paces contigo misma. Permítete ser.
No te sometas a la vida. Salta las vallas.
Desnúdate de la capa social, vístete de ti.
No huyas. No tengas miedo.
No abraces lo fácil por temor a lo difícil,
lo pequeño por temor a lo grande.
Lo grande es difícil sólo porque así te lo han enseñado,
pero ellos no saben nada.
Ellos no te conocen. No te han visto reír.
No saben el milagro que eres.
Mereces lo que sueñas
porque eres tan grande como aquello que anhelas.
Aquello que admiras ya vive en ti.
Protege tu alma, protege tu esencia.
No dejes que las razones de otros sean las tuyas.
Tú creas tus propias razones, tu vida y tu paz.
El miedo no existe cuando bailas.
Cuando tú bailas bailan las olas.
Cuando tú amas, la libertad nace.
Sal ahí afuera y sonríe.
Tienes contigo toda la magia del mundo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *