“El universo confabula para que entendamos que la diversidad es lo mejor que tenemos”. -Alejo

-¡Hola!

-¡Hola!

-¿Este silencio tuyo es un silencio relajado: “me dejo llevar” o es un silencio que habla por dentro: “tengo que hacer algo, necesito inspiración en mi vida”?

-Es justo lo segundo -me dice-, ando buscando qué hacer, qué ser. Últimamente escribo y pinto. Me dejo ser sobre el papel. Es algo genial , ¿verdad?, cómo pasa el tiempo, la concentración, es re loco. ¿Sabés? En la escuela estaba enamorado – intelectualmente hablando- de mi profesor de literatura, igual tiene algo que ver lo de la escritura y el dibujo, fijáte lo que consigue un buen profesor.  Él hacía las clases tan relajadas, y cada uno hablaba en su momento, sin llevarte la contraria con todas esas luchas del ego.  Hacen falta profesores que sepan lo que hacen.

-¿Qué piensas de España?

-Boluda, me daría verguenza estar en un país donde no hay presidente. Esto pasa en argentina y nos estamos armando todos. Este país necesita un presidente joven, que acepte las cosas tal como son y enseñe a vivir, a vivir en paz, de forma sana, lógica, natural, a vivir, como enseñaba Mujica,  ¿porque, qué enseñan los políticos?, nos enseñan toda la mierda que hay, uno es de aquí y  quita unas cosas para poner ayudas sociales, otro es de allá y quita las ayudas sociales para poner otras cosas, están  siempre  aquí o  allá,  ¿entendés?, y nadie aquí, en el vivir.

-¿Quién crees que gobierna el mundo?

-El Vaticano, por supuesto.

-¿Curiosidades sobre ti?

-Tengo la intuición muy desarrollada, esto que llaman tercer ojo, ya sabes, a base de marihuana y lsd. Si ahora fuera con lsd no podría mantener una conversación normal, estaría intentando coger luces de colores que pasarían por tu cara. Hermoso. Gustavo Ceratti, hermoso también. Y mirá, siempre llevo esta boina. Soy Libra. Me gusta el horóscopo chino. ¿Te gusta la filosofía hindú? Tenemos que intercambiarnos algunos libros. Mirá, hay uno muy interesante, es un diálogo entre un gurú hindú  y un gurú cristiano, pues ¿sabés qué?, el hindú siempre acaba teniendo la razón, es re loco, como si el origen de todo estuviera ahí, en la filosofía hindú. Siempre he sido re delgado. De pequeño tuve bilirrubina, mi cicatriz del cuello es de una transfusión de sangre de chico.  ¿Conocés el bar Polaroid del gótico? ¡Hermoso!, ¿no has estado? Vamos para allá, hay cintas de cassettes y fotos de cantautores argentinos por las paredes. Se llama Polaroid por esta canción: escuchá, ¿hermosa, ¿eh?

-¿Cómo llegaste a España?

-Imagináte, con 12 años dejé Rosario y me soltaron en españa, en un pueblo de granada perdido por la montaña, no entendía nada, ni siquiera lo que decían con ese acento tan raro, y yo le decía a mi madre: mamá, ¡shevaaaame sha al consulado argentino! Tengo hermanos gemelos que son autistas. Cuando tenían tres años, la profe de escolar se lo soltó de golpe a mi madre. Imposible, pensó ella. La profe tuvo razón.  ¿Y sabés qué? ¡Hay tanto que aprender del autismo!  La gente autista no es tonta, son todo corazón, tienen otra sensibilidad, sienten el mundo de otra forma. Es hermoso eso, es una de las mejores cosas que hay que aprender en la vida, la diversidad. Cada vez nacen más niños autistas: parece que el universo se confabula para que entendamos que la diversidad es lo mejor que tenemos.

ALEJITO ALEJITO2 ALEJO3 ALEJO5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *